Óptica

Al comienzo de la cadena de medición hay un sistema óptico que, en la mayoría de los casos, consiste en una lente. Esta lente capta la radiación infrarroja emitida por un punto a medir y la enfoca en un detector.

Distancia de medición y campo de medición

La óptica de los termómetros de infrarrojos se describe generalmente por la relación entre la distancia de medición y el diámetro al punto a medir (E:M o D:S). La relación de distancia describe el tamaño del punto a medir en una distancia determinada. Para evitar un resultado alterado en la medición, el objeto a medir debe ser más grande o igual al campo visual del sensor.

Si el objeto a medir ocupa únicamente una parte del punto a medir, los incrementos de temperatura se representarán solo como valor medio entre la parte de superficie caliente y la parte de superficie fría que rodea esta superficie. Si, por ejemplo, una conexión eléctrica, debido a un contacto oxidado, tiene una resistencia óhmica más alta y, por lo tanto, se calienta de manera inadmisible, esto solo se muestra en los objetos pequeños y en los puntos a medir demasiado grandes, como un calentamiento insignificante que no permitirá detectar situaciones potencialmente peligrosas.

Materiales de las lentes y de ventanas

Debido a que la transmisión depende de la longitud de onda, los materiales de las lentes y de las ventanas solo se pueden usar para determinados rangos de longitud de onda. En las siguientes imágenes se muestran los rangos de longitud de onda, así como la transmisión de materiales típicos de las lentes y de las ventanas para los termómetros de infrarrojos.

En algunas mediciones, p. ej., en recipientes de reacción cerrados, hornos o cámaras de vacío, generalmente es necesario realizar la medición a través de una ventana de medición adecuada. Los valores de transmisión de la ventana deberán adaptarse a la sensibilidad espectral del sensor a la hora de seleccionar el material El vidrio de cuarzo (SiO2) es adecuado para su uso a altas temperaturas de medición; a temperaturas bajas y a longitudes de onda en el rango de 8 a 14 μm se deben usar materiales específicos que sean permeables a los infrarrojos, como el germanio (Ge), el silicio (Si) o el sulfuro de zinc (ZnS).
Al seleccionar la ventana, también debe considerarse la resistencia a la temperatura, la resistencia a la presión, la resistencia química y el diámetro del material de la ventana. Para una ventana de 25 mm de diámetro, que debe resistir una diferencia de presión de una atmósfera, es suficiente, por ejemplo un espesor de 1,7 mm. Para alinear el sensor con el objeto a medir (por ejemplo, en un contenedor de vacío), puede resultar útil utilizar materiales de ventana que sean además transparentes en el rango visible.
Las ventanas con revestimientos antirreflectantes poseen una transmisión considerablemente más alta (hasta un 95 %). La pérdida de transmisión puede corregirse con el ajuste de la transmisión en la ventana, siempre y cuando el fabricante haya especificado la transmisión para el rango de longitud de onda correspondiente. De lo contrario, se puede determinar experimentalmente con el termómetro de infrarrojos con el que se está midiendo y con un cuerpo de referencia.

Compartir artículo

Contacto para asesoramiento y ventas en todo el mundo

Le ofrecemos asesoramiento completo para sus aplicaciones individuales

Nuestros experimentados ingenieros de aplicaciones garantizan un servicio al cliente competente y fiable sobre el terreno. Además, Optris colabora estrechamente con numerosos socios distribuidores de todo el mundo.

Internacional

Ferdinand-Buisson-Str. 14
13127 Berlin, Germany

Teléfono: +49 (0)30 500 197-0
E-Mail: sales@optris.com
Internet: www.optris.com

Director General:
Dr.-Ing. Ulrich Kienitz

Número central mundial
+49 030 500 1970